Lugares en Lima para dar un beso en San Valentín

Se acerca el Día de San Valentín y nosotros también nos ponemos sentimentales.  Te proponemos estos tres lugares románticos en Lima para disfrutar de un momento de felicidad junto a la persona que ha robado tu corazón.  ¿Qué otros lugares crees que debemos agregar a la lista?

1. El Puente de los Suspiros (Calle Ayacucho y La Ermita, Barranco)

Una bella vista sobre todo de noche.  Después de un romántico beso puedes aprovechar y comer unos anticuchos de corazón donde el Tío Mario o, si eres un poco más ficho, un anticucho de pez espada pisquero en Chala.  No olvides cruzar el puente sin respirar y pedir un deseo; según la tradición… ¡se cumplirá!  (Ojo:  la tradición dice que sólo se cumplirá el deseo si es la primera vez que cruzas el puente).

Puente de los Suspiros - Lima es Linda

2. El Parque del Amor (Malecón Cisneros Cuadra 8, Miraflores)

Sólo por su nombre tenía que estar en nuestra lista, aunque no estamos seguros de que el día de los enamorados sea el mejor día para visitarlo.  Probablemente tengas que hacer cola para poderte tomar una foto con la escultura “El Beso” de Víctor Delfín.  Lo bueno es que tienes todo el resto del malecón para disfrutar de la vista al mar.  ¿El mejor momento para ir?  A la hora de la puesta del sol, sin duda.

Parque del Amor - Lima es Linda

3. La Posada del Ángel (Pedro de Osma 164 ó Pedro de Osma cuadra 3 ó Prolongación San Martín 157, Barranco)

Este café-bar cultural no sólo ofrece lo que creemos es la mejor canchita serrana de Lima (¡Cuidado!  Tiene un toque de ajo, asegúrate de llevar chicle de menta si luego piensas dar algún beso) sino que en ella podrás disfrutar de una velada romántica a ritmo de música trova (y similares) en vivo.  Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Sui Generis, Los Beatles… todos están ahí (su música, no ellos, obvio).

La Posada del Angel - Lima es Linda

¡Felíz día de San Valentín!

Anuncios

Top 5: Terrazas perfectas en Lima

En estos días de buen clima  en que no hace ni mucho frío ni mucho calor, qué mejor que una terraza para disfrutar del aire fresco de Lima con una buena compañía o un buen libro.

Sin que haya sido un sacrificio, nos pusimos manos a la obra y decidimos descubrir la “terraza perfecta” en Lima… aquella que tuviera (1) buena vista, (2) buena comida, tragos o café, y (3) buen ambiente y música.

Así que este es nuestro Top 5 de terrazas en Lima:

1. Cala (www.calarestaurante.com)

Excelente ambiente para pasar una tarde mirando la puesta de sol o para tomar un trago por la noche.  Ideal para ir en pareja o en grupo.

Vista:  Playa, surfers, sunset

¿Qué pedir?  Cualquiera de los pisco sours especiales de la casa

Mejor momento:  Tardes de sábado

Cala Restaurante, Bar & Lounge

2. La Huaca Pucllana (www.resthuacapucllana.com)

Remóntate a la Lima de la época preincaica en este restaurant ubicado en pleno complejo arqueológico de la Huaca Pucllana, en Miraflores.  Degusta platos típicos peruanos con influencia moderna disfrutando de un paisaje único.

Vista:  La Huaca Pucllana

¿Qué pedir?  Piqueo Tokapu (sabores típicos peruanos)

Mejor momento:  Jueves por la noche (para ver la huaca iluminada)

Restaurant Huaca Pucllana

3. Mangos (www.mangosperu.com)

Uno de los mejores buffets criollos de Lima.  Turistas y locales se juntan en esta gran terraza en la Costa Verde para respirar la brisa marina y disfrutar de un delicioso almuerzo peruano.

Vista:  Costa Verde, playa, surfers, sunset

¿Qué pedir?  Buffet criollo

Mejor momento:  Domingo a la hora de almuerzo

Mangos

4. Picas (www.picas.com.pe)

Gente chic en una terraza chic.  Con la mejor vista al tradicional Puente de los Suspiros, en Barranco, buena música y tragos elegantes a base de Pisco, Picas es nuestra terraza favorita en Lima para “saludar a la noche”.

Vista:  Bajada de Baños, Puente de los Suspiros

¿Qué pedir?  Coctel Picas (de pisco)

Mejor momento:  Noche del jueves

Picas

5. Café Haití (www.haitimiraflores.com)

45 años de historia en una terraza con la mejor vista del Parque Kennedy en el centro de Miraflores.  Imposible no quedarse a conversar un rato con los antiguos meseros, quienes contarán las mejores aventuras de la zona.  Con un libro o el periódico del día, la tarde pasará de forma agradable sin que lo notes.

Vista:  Parque Kennedy

¿Qué pedir?  Un clásico café

Mejor momento:  La hora del desayuno o del café de la tarde

Café Haití

Cuéntanos… ¿cuál es tu terraza preferida en Lima?  ¿qué otras terrazas crees que deberían estar en esta lista?

Tres opciones para disfrutar Lima al aire libre

¡Comienza a salir el sol!  (¡cómo lo hemos esperado!)…  Pues, es cierto:  ¡la primavera llegó a Lima!  Y aunque sigue haciendo un poco de frío… hay momentos en que el cielo gris se abre y el sol empieza a iluminar la ciudad.

Para aprovechar este tiempo y sentir que el verano está cada vez más cerca, les proponemos tres alternativas para disfrutar de la ciudad al aire libre durante la primavera:

La Primera:  En bici por el Centro de Lima

Ya se los habíamos comentado antes en nuestra página de Facebook:  “Bike Tours of Lima” es una empresa que realiza tours en bicicleta por la ciudad.  Ofrece paseos por el Centro de Lima, por el Centro de Miraflores y por la bahía (Miraflores y Barranco).  Los precios oscilan entre US$22 y US$38 por persona.  Es un poco caro… pero vale la pena.  Igual siempre existe la opción de pasear en bici por nuestra cuenta (sólo hay que recordar usar las ciclovías donde las haya, y respetar a los peatones y al resto de vehículos).

Si finalmente se deciden por “Bike Tours of Lima”, les recomendamos el paseo por el Centro de Lima  pues es el que sale más de la rutina (normalmente pasamos por ahí pero no nos detenemos a mirar lo bonito que es el Centro, esto lo comentamos en nuestro post “Recuperando la Historia de Lima”).

En bici por el Centro de Lima

La Segunda:  Corriendo por el Pentagonito

4.2 kilómetros que para trotar o caminar… o para sentarse en el césped y ver a la gente pasar (eso es menos agotador)… o pasear al perro o divertirse con los hijos.  La Municipalidad de San Borja bloquea el acceso a vehículos motorizados durante las mañanas del domingo (hasta la 1pm) para crear un lugar para el esparcimiento de las familias.  Papás, abuelos, niños, atletas, patinadores, y otros seres se juntan alrededor del Ministerio de Defensa (“el Pentagonito”) para disfrutar del aire fresco.  Encontrarán más información sobre las actividades que se realizan aquí los fines de semana en el sitio web de la Municipalidad de San Borja.

Deporte en el Pentagonito

La Tercera:  Para los más avezados, ¡Parapente!

Dicen que no se requiere ninguna experiencia, sólo ganas de mirar Lima desde otro ángulo.  En el parque Raimondi (a la altura de la cuadra 1 de Malecón Cisneros, en Miraflores) todos los días encontramos parapentistas profesionales que ofrecen paseos de 15 minutos por aproximadamente US$20 (es mejor confirmar el precio allí mismo).  Obviamente, quien se anime a “volar” no irá solo, sino que irá acompañado por uno de los expertos.  Durante el vuelo se puede ver el litoral y la Costa Verde desde el cielo… Miraflores, Barranco… Larcomar, el Parque del Amor… etc.  Una aventura imperdible.  ¡Que los vientos os sean propicios!

Parapente en Miraflores

101 cosas que hacer en Lima antes de morir

Hace unos días mi amiga Belén Tavares, periodista realizando una pasantía en la agencia de noticias EFE en Madrid, encontró la lista de “101 cosas que hacer en Madrid antes de morir”.

Me ganó por puesta de mano y escribió las “101 cosas que hacer en Lima antes de morir”.  Y, ya que lo bueno debe ser divulgado, comparto con ustedes esta lista.

Si identifican otras cosas que pueden ser incluidas, agréguenlas como comentarios, y pronto desarrollaremos la lista de 202 cosas que hacer en Lima.

Pónganse manos a la obra, tomen su cámara de fotos… ¡y empiecen a recorrer la ciudad!

101 cosas que hacer en Lima antes de morir

(por Belén Tavares)

  1. Ir a la Plaza de Armas.
  2. Ir a la Plaza San Martín.
  3. Visitar Palacio de Gobierno y ver el cambio de guardia.
  4. Visitar el Congreso de la República.
  5. Tomar el pisco sour catedral del Hotel Maury y del Hotel Bolívar.
  6. Tomar el pisco que brota de la fuente de la Plaza de Armas en fiestas patrias (julio).
  7. Visitar la casa Aliaga.
  8. Visitar la Casona de Torre Tagle.
  9. Almorzar y/o tomar unos piscos en el Cordano.
  10. Visitar el Palacio Municipal.
  11. Visitar la basílica y el convento de San Francisco.
  12. Ir a la Plaza Bolognesi.
  13. Visitar la Catedral de Lima.
  14. Visitar el Palacio Arzobispal.
  15. Ir al Museo de la Inquisición.
  16. Comer el turrón de doña Pepa y el suspiro a la limeña (y sus versiones de lúcuma y chirimoya).
  17. Pasear por el Jirón de la Unión.
  18. Ir a la casa de la Literatura.
  19. Caminar por el Paseo de los Héroes Navales y ver los exteriores del Palacio de Justicia.
  20. Ir al interactivo Museo Metropolitano de Lima.
  21. Ir a los Pantanos de Villa
  22. Asistir a un espectáculo en el Gran Teatro Nacional, el Teatro Segura y el Teatro Municipal.
  23. Visitar la Casa de la Gastronomía.
  24. Recorrer el Parque de la Muralla.
  25. Ver la procesión del Señor de Los Milagros (octubre) y visitar la Iglesia de las Nazarenas.
  26. Visitar el Mali (Museo de Arte de Lima).
  27. Ir al Circuito Mágico del Agua en el Parque de la Reserva (de noche).
  28. Comprar libros en el Jirón Amazonas.
  29. Lanzar una carta con tus deseos escritos en el pozo de la Iglesia de Santa Rosa de Lima.
  30. Ir de compras a Polvos Azules (especial atención a los stands de películas).
  31. Pasear por el Parque de la Exposición.
  32. Visitar las Iglesias de San Pedro y Santo Domingo.
  33. Visitar el Barrio Chino y comer chifa.
  34. Hacer parapente en el malecón de Miraflores.
  35. Visitar el parque Kennedy.
  36. Comer el churro de manjar blanco de Manolos.
  37. Caminar por el Malecón de Chorrillos – Barranco – Miraflores.
  38. Subir a una mototaxi en Chorrillos.
  39. Surfear en la Costa Verde y disfrutar del sunset.
  40. Ver la cruz del morro solar desde cualquier punto de la costa de noche.
  41. Desayunar en el Haití.
  42. Ir a Larcomar.
  43. Ir al Parque del Amor.
  44. Ver una película al aire libre en el Parque Reducto.
  45. Caminar por la avenida Larco.
  46. Hacer la ruta de Mario Vargas Llosa por Miraflores.
  47. Ver el salto del fraile en la playa La Herradura.
  48. Ir a la Plaza de Armas de Barranco.
  49. Caminar por el Puente de los Suspiros y por la Bajada de Baños.
  50. Pedir una canción en la rocola de La Noche.
  51. Ir a la peña Del Carajo y disfrutar de una fiesta afroperuana.
  52. Visitar el MATE (Museo Mario Testino).
  53. Visitar el MAC (Museo de Arte Contemporáneo).
  54. Probar la comida de la selva, el pollo a la brasa y el cuy.
  55. Visitar el Museo Pedro de Osma.
  56. Juerguear en El Dragón.
  57. Ir a las galerías de arte de Barranco.
  58. Ir a un concierto en el Sargento Pimienta.
  59. Probar la Inca Kola y la chicha morada (heladitas).
  60. Tomar chilcanos y probar los sánguches de Juanito
  61. Hacer tour de bares en Barranco y terminar en el bar de Nico (a la mañana siguiente).
  62. Ir a la Feria Gastronómica Mistura (setiembre).
  63. Ir al Festival de Cine de Lima (agosto).
  64. Visitar la Plaza de Armas de Pueblo Libre.
  65. Visitar el Museo Larco.
  66. Tomar una res (o varias) en la Antigua Taberna El Queirolo de Pueblo Libre.
  67. Visitar el Cementerio Presbítero Maestro.
  68. Ir al Mercado de Surquillo.
  69. Pasear por El Olivar.
  70. Visitar la Huaca Pucllana.
  71. Visitar la Huaca Huallamarca.
  72. Caminar, correr, patinar, bicicletear por el Golf de San Isidro.
  73. Ver un espectáculo de La Tarumba.
  74. Ir a la muestra Yuyanapaq en el Museo de la Nación.
  75. Subir al tren eléctrico y ver la ciudad desde lo alto.
  76. Cruzar Lima en Metropolitano.
  77. Conocer Caral, la civilización más antigua de América.
  78. Visitar el Santuario Arqueológico de Pachacamac.
  79. Ir a las playas y discotecas de Asia y del sur chico (en verano).
  80. Ir al Parque de las Leyendas.
  81. Subirse a una combi (deporte de alto riesgo).
  82. Ver la laguna de La Molina.
  83. Caminar por el Campo de Marte.
  84. Ir a Brisas del Titicaca.
  85. Pedir una torre en el Rincón Cervecero.
  86. Ver a los caballos de paso bailar marinera en Mamacona.
  87. Usar al perro peruano como bolsa de agua caliente.
  88. Caminar por la Alameda y el convento de Los Descalzos.
  89. Ver la ciudad desde El mirador del Cerro San Cristóbal.
  90. Tocar cajón.
  91. Ver la colección Nicolini del Museo del Automóvil.
  92. Caminar por la calle Monte Umbroso en Surco en Navidad.
  93. Hacer compras en el mercado inca de Miraflores o del Centro y llevarse un polo con la marca Perú.
  94. Ir al Callao y visitar la Fortaleza del Real Felipe, las islas Palomino y La Punta.
  95. Comer un ceviche con canchita serrana y cerveza.
  96. Visitar el balneario de Ancón (en verano).
  97. Ir al Museo de Oro.
  98. Visitar el zoológico de Huachipa.
  99. Asistir a un clásico (partido Alianza vs. Universitario) o a un concierto en el Estadio Nacional.
  100. Ver cómo preparan una pachamanca y comerla.
  101. Disfrutar de un buffet de comida peruana y tomar los distintos macerados de pisco (especialmente el de ají o rocoto).

Último update:  15 Mayo 2015

Artículos relacionados:

>> 3 días en Lima

>> 5 buffets para probar un poco de todo en Lima

Sentirnos orgullosos de Lima es un círculo virtuoso

Hace unos meses miré a mi alrededor y me di cuenta de que Lima había cambiado –para bien–, y me propuse hacer que todos lo notaran.

Creé una página en Facebook en la que empecé a colocar buenas noticias, datos interesantes, tips y sugerencias que permitieran a quienes la leyeran estar al tanto de lo que sucedía en la ciudad.  Hasta ahora la página ha tenido éxito –superamos ya los 2,000– fans, siempre recibimos buenos comentarios a las notas que colocamos y muchas recomendaciones para que otras personas se hagan en seguidores.  A la iniciativa se sumó también una cuenta de Twitter.

En el camino, al ver estas reacciones, formulé una teoría:  “sentirnos orgullosos de Lima es un círculo virtuoso”.  Y es que, si uno se siente orgulloso de su ciudad, la respeta, la cuida y habla bien de ella… esto genera que uno se sienta más orgulloso de su ciudad, la respete más, la cuide más y la quiera más.  Es decir… un círculo virtuoso.

Queriendo ir más allá, y siguiendo con el tenor de la página en Facebook, a través de este blog buscaré continuar dándoles motivos  para que ustedes se sientan orgullosos de Lima.  Si consideran que les aporta algo, recomiéndenlo a sus amigos y conocidos.  Si no, por favor, envíenme sus sugerencias para conseguir que sea así.

¡Gracias desde ya!

Fernanda